Para ser GRANDE, primero tienes que aprender a ser PEQUEÑO

¿No te ha pasado, qué algunas personas cambian al tener un título u obtener algún tipo de reconocimiento ?

Vamos como locos de allá para acá intentando imponer nuestras razones, porque nosotros lo sabemos hacer TODO perfectamente y nadie va a a venir a enseñarnos nada nuevo… Y es ahí donde cometemos el primer error.

¿Qué se le puede enseñar a una persona que cree conocerlo y saberlo todo?

Mi visión personal de ver el mundo es, por ejemplo, cuando tengo un nuevo proyecto, actualmente estoy involucrandome en emprender eso significa: nuevos retos, nuevas inquietudes… y por supuesto miles de dudas, nuevas equivocaciones y lo mejor: nuevos aprendizajes.

Cada momento, cada equivocación, cada persona que conoces, todo el conjunto de actividades que hiciste el dia de hoy te permiten aprender. Sean buenas o sean malas, te dejaron una enseñanza y si no bajas tu espada de “TODO LO SÉ”, nunca verás las oportunidad de aprender simplemente porque no tienes la humildad para admitir que eres un ser humano que siente y piensa como los demás y que puede aprender muchas cosas si está dispuesto a hacerlo.

Cuando tú decides emprender, no lo haces sólo, es con todo un equipo. Dime ¿ qué puedes enseñarles si no tienes la humildad de aprender de ellos y de creer que te falta mucho por aprender? Lo único que vas a generar es que todo tu equipo se vaya al precipicio por tus malas decisiones.

Creo que eso no quieres tú y tampoco lo quiero para tu equipo, es momento de tomar acción y realizarnos un examen de autoconciencia . ¿ Soy lo suficientemente humilde para admitir que todos los dias estoy en modo aprendizaje? Esa respuesta quedará en ti.

Grábate esta frase: “No hay liderazgo sin humildad, no puedes enseñar algo o pedir algo sino estas dispuesto a aprender de ellos “

El dinero hace personas ricas.. el conocimiento hace personas sabias.. Pero la humildad hace personas grandes.. 

Recuerda siempre, que lo posees en el bolsillo no se compara en ninguna medida con la riqueza interna, pues el valor de un ser humano no depende de cuanta riqueza material posea, sino de lo interno que proviene del alma o nivel espiritual.

Si te gustó este post, compartelo con tus amigos.

Tu amigo y mentor

RAFAEL DIAZ TU MENTOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *