La ACTITUD es una pequeña cosa que marca una GRAN DIFERENCIA

Muchos de nosotros, me incluyo, nos preguntamos ¿qué es lo que hace que esa persona tenga éxito o logre lo que se proponga?

Muchas veces decimos: No es la más inteligente, tampoco la más agraciada o tal vez la que tenga mejor economía, ¿ entonces que de especial tiene?

La respuesta es LA ACTITUD con la cual ella o él enfrenta cada momento de su vida, eso es lo que marca la diferencia.

LA ACTITUD determina tus relaciones sociales pero no solo eso, sino en cada proyecto que tengas en mente y si estas emprendiendo la actitud que tomes se puede convertir en tu peor enemigo. Esto puede llegar a marcar el éxito o fracaso de la iniciativa.Pero, ¿se puede cambiar la actitud? La respuesta es que si, para eso te daré unas pautas, las cuales te permitirán ir mejorando la actitud que estas teniendo.

1. Ser consciente justamente de esto, de cuál es tu actitud. Raramente vas a intentar cambiar nada si no crees que hay algo que necesites cambiar. Hazte la pregunta… ¿con qué actitud he venido yo a mi negocio?, o ¿con qué actitud voy a encarar este desafío?

Es fundamental realizar una autoevaluación continua de las actividades que se están realizando, al igual que una introspección de como se anda a nivel de las ideas. Así se van haciendo las correcciones en el momento adecuado y poco a poco se superan los malos hábitos, el pesimismo y la actitud negativa.

2. Puedes elegir, este poder es tuyo. Una vez que te das cuenta que en lugar de criticar la situación por criticar quizás puedes hacer algo por mejorarla, que en lugar de lamentarte por lo que no tienes, puedes alegrarte por lo que tienes… y así sucesivamente, es fácil darse cuenta que depende de ti, de dónde pones tu atención.

3. La actitud es contagiosa. Si proyectas entusiasmo, positividad, empeño, atraparás a la gente por eso. A cuantos conoces que estén deseando juntarse con alguien pesimista, crítico hasta la saciedad pero que no hace nada por cambiar nada… La actitud como la sonrisa es contagiosa, siempre una vez más que seamos conscientes de su poder y queramos hacer por afectar de buena manera a los demás. Después de adquirir una buena actitud, podrás ver el lado positivo en todo, tu capacidad de resiliencia será muy alta, emplearás palabras de motivación de forma constante, te mantendrás sereno en medio de las dificultades y experimentarás una gran creatividad para resolver cualquier problema.

Tu actitud ejerce una profunda influencia sobre la manera en que ves al mundo, y por lo tanto, sobre la manera en que vives tu vida. La actitud es importante. Es tan importante que verdaderamente marca la diferencia. No lo es todo; pero es lo que puede marcar la diferencia en tu vida.

Ahora dime, ¿estás dispuesto a cambiar tu actitud? Es momento de hacer un cambio para que inicies este camino de la manera correcta. No lo olvides estas a tiempo para poder cumplir tus sueños. ¿Quieres tener éxito? Empieza a hacer unos cambios en tu actitud.

Si te gustó este post, compártelo en tus redes sociales asi más personas cambiarán de actitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *