Por cada esfuerzo disciplinado, siempre hay múltiples recompensas

Siempre me he preguntado ¿ Cuál es la diferencia que hace que los japones sobresalgan? ¿ Tienen un cerebro más amplio? ¿Cuál es la fórmula que los hace triunfadores?

Revisando cierta información, me di cuenta de lo simple que es la respuesta. Ellos tienen DISCIPLINA, no nacen expertos se dedican cada día a ser expertos y ahí está la respuesta que tanto buscaba.

La disciplina es un hábito que se genera en base al compromiso, es autocontrol, pero sobre todo podría decir que la disciplina es tener en claro tus objetivos, tener la mirada fija en estos, a tal grado que no eres capaz de sucumbir a ningún camino que te desvié de ellos.

Para que podamos tener éxito en nuestra vida, es fundamental contar con disciplina. Podríamos mencionar otros como: creatividad, constancia, esfuerzo, talento, inteligencia. Pero la DISCIPLINA es la pieza clave, es el engranaje principal para lograr tus objetivos.

Sin disciplina, cualquier cosa que hagas, que incluye el ámbito laboral, hasta el ámbito personal, como el ejercicio, vicios, comer saludable, serán imposibles de lograr.

Si quieres ser una persona exitosa y que cumple sus metas, es más que necesario empezar a trabajar en tu disciplina.

La disciplina para alcanzar el éxito debes aplicarla de la siguiente manera:

Acciones repetitivas que formen hábitos positivos: Para desarrollar estos hábitos positivos como por ejemplo: Puntualidad, responsabilidad, autoexigencia, pensamiento positivo, perseverancia , entre otros. Necesitas un gran entrenamiento, hasta llegar a un punto en que estén bien grabados en tu subconsciente. Para generar un hábito necesitas repetirlo 21 días, sólo ahí podremos considerarlo. ¿ Por cuál empezarás?

Construir un pensamiento positivo: Como en post anteriores estuvimos hablando un pensamiento positivo, marca tus monstruos mentales. Por ello, al crear un nuevo sistema de creencias, desarrollaremos una nueva forma de ser.

Lograr un cambio definitivo de creencias en base a la concentración: Si te concentras en tus metas con una gran intensidad, lo que sucederá es que tu mente estará tan ocupada con las nuevas ideas que será capaz de cambiar la realidad, porque todo lo existente está basado en información que día a día vas modificando. Eso generará que no tengas tiempo de pensar en aspectos negativos, sólo en tus nuevas ideas para seguir creciendo.

Muchas veces sentirás que ya no quieres seguir, que ya no puedes. Vas ansiar renunciar a tus objetivos y dar por perdida la batalla. Ahí es cuando la disciplina entra, cuando ya no quieras seguir, te debes de forzar a hacerlo, porque sabes que la recompensa es grande y que todo es por tu bien.

La disciplina, es parte primordial para tener éxito, y no, no es imposible de adquirirla, solo debes de estar dispuesto a comprometerte contigo mismo, tan en serio, y con tus objetivos, que seguirás adelante, no importa si el panorama, en alguna o varias ocasiones, no sea el más alentador.

“La disciplina realmente significa nuestra capacidad de hacer cosas cuando no queremos.”
Arden Mahlberg

Si te gusto este post, compartelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *